Colección de material de Platero y Tú, Extremoduro y cía.

Primeras críticas y más entrevistas a Platero por ‘Correos’

banner-lluvia-hierro-rock-and-roll-alvaro-heras-gran-bilbao.jpg

[En revisión. Previsto para finales de junio]


Con ‘Correos’ recién publicado, los Platero hablan con multitud de medios para hablar de sus nuevas canciones y de la inminente gira que arranca casi seguido. Los siguientes recortes de prensa pertenecen a los meses de octubre y noviembre, hasta antes de lograr el disco de oro (algunos de ellos son los recortes que se publicaron en su primera página web)
Críticas y entrevistas a Platero y Tú por Correos
Recorte de una entrevista con Platero y Tú. Foto promocional de la banda, año 2000.
electric-guitar-giveevig.png

Septiembre de 2000. Texto: Igor Cubillo. Revista Efe Eme nº22 (publicada en octubre).

EL ROCKANROL, COMO SIEMPRE

Los años pasan y bandas como Platero y Tú, lejos de etiquetas y movimientos puntuales, han escrito un sonido personal e identificable. Lo suyo son, ni más ni menos, buenas dosis de rocanrol, más maduro, con la sabiduría de los que han bebido de otras fuentes (Fito y los Fitipaldis, Extremoduro). Ahora regresan con ‘Correos’, su octavo disco.

1 Mucho ha cambiado desde que Platero y Tú grabaron su primer elepé en una sola noche, con un productor impuesto que prefieren olvidar y una discográfica que les defraudó. Voy a acabar borracho, se llamaba. Pues bien, nueve años después reciben discos de oro y pertenecen al catálogo de la filial de una multinacional; el guitarrista, Iñaki ‘Uoho’ Antón, dispone en su propia casa de un estudio «técnicamente muy bien montado» en el que pueden tirarse las horas que quieran hasta dar con un sonido o la inspiración necesaria; el batería, Jesús ‘Maguila García, es el mánager del cuarteto; y el bajista, Juantxu ‘Mongol’ Olano, se encarga del diseño de los discos. Total, que se encuentran a un paso de la autogestión total que no les apetece afrontar ahora que están en DRO.
Y has ahí el capítulo de cambios, ya que en lo musical han dado con un sonido reconocible que no tienen intención de abandonar. Una fórmula que, claro, se repite en Correos, un octavo elepé que ve la luz este octubre. Así, rocanrol desenfadado, rock para coleguitas, algún guiño al hardrock e incluso un ritmo inicial anexo al rockabilly pueblan un trabajo en el que retoman un sonido más básico que el exhibido en su anterior entrega. Y la voz de Adolfo ‘Fito’ Cabrales, ocupado ahora en la grabación del segundo elepé como Fito y los Fitipaldis, aporta igualmente un sello inconfundible. Como dirían los inefables Faemino y Cansado, tras un montón de años con la misma canción, ¿por qué cambiar ahora que les va bien?
Dos semanas antes de que el disco saliera a la calle, nos reunimos con Fito y Jesús para hablar del presente y de la evolución de Platero y Tú, una banda bilbaína bien conocida que desde 1989 ha captado para sus ocho trabajos la colaboración de colegas tan diversos como Rosendo, Robe Iniesta (Extremoduro), Evaristo (La Polla), Gari (ex Hertzainak) y el transformista La Otxoa.

¿Por qué Correos es el mejor disco de Platero y Tú? (Fito) «Cada disco refleja un poco en qué año estás y cómo vives, y está claro que si piensas que no es bueno, no lo grabas. Y nosotros, como tampoco necesitamos discos para tocar, ni nada de eso, porque ya tenemos bastante repertorio, lo tenemos muy claro: hasta que no tenemos canciones que nos parece que merece la pena ensayarlas, no lo hacemos. Muchas veces te puedes equivocar, y lo que tú piensas que está de puta madre resulta que no tiene aceptación, pero siempre entramos al estudio convencidos de que no vamos a hacer el gilipollas. Y, quieras que no, cuantos más discos tienes, tienes también más experiencia, sabes qué hacer en el estudio y qué no hacer, y a lo mejor con menos ideas haces más cosas».

Parece una vuelta al sonido clásico y rocanrolero de Platero y Tú. El disco anterior parecía más pulido, con más arreglos. (Fito) «Hombre, éste nos ha salido así, pero tampoco nos planteamos una historia de decir ‘Ahora vamos a ir por este lado’. Simplemente, es que te sale así. Sí estoy contigo en que 7 es el disco más elaborado de Platero y Tú, el más orquestado, y éste parece que suena un poquito más rockero, más desenfadadillo, más de andar por casa, pero te voy a decir la verdad; nos ha costado más trabajo grabar Correos. Y eso que dejamos poco espacio para la improvisación, va todo bastante currado».

NADA DE POLÍTICA

‘Cuidado que mi guitarra es una metralleta’, cantáis en Entre dos mares. ¿Contra qué dispara Platero y Tú? (Fito) «No sé. Disparar, no disparamos. Igual es que metemos mucho ruido y da miedo… Pero no. Disparar, no disparamos nunca. Quizá, si sacas de contexto las frases son más maliciosas, pero ahora mismo no sé por qué lo digo. Quizá para decir que estás un poco hasta los cojones, porque muchas veces puedes usar las canciones para hacer otras cosas, como un arma blanca, vamos».

Ya, pero pese a vuestro entorno, las letras tampoco son en exceso reivindicativas. Comparadas con las de otros grupos, sobre todo. (Fito) «Ya. Pero es que conozco pocas bandas que se tomen tan en serio la música como los Platero. Siempre tratamos de no perder el norte y saber que la música es la música, la política es la política, y nosotros estamos con lo primero».

De hecho, dejasteis vuestros curros cuando aún no teníais ni un contrato discográfico. (Jesús) «Sí, lo que pasa es que empezábamos a tener tantos conciertos que ya tenías que elegir una cosa o la otra. Entonces apostamos por dejar el curro y dijimos ‘Bueno, a ver si nos sale bien esto…’. Y hasta ahora ha salido bien». (Fito) «Es que es la única forma, no puedes querer tener un sueldo fijo. Hay mucha gente que dice ‘No me como nada’, pero tampoco arriesga, ¿sabes? Si tienes una banda y los cuatro tíos están convencidos de que se montan en la furgoneta y van donde les llamen, que es complicado, es más fácil que si quieres tener discos, tocar, pero tampoco quieres dejar las 140 al mes que te dan en la oficina. Es está claro».

«Platero existirá siempre que tengamos ganas de hacer discos. Otra cosa es que luego cada uno haga sus cosas al margen»
(Fito, 2000)

¿Cuál es el secreto para durar 10 años con la misma formación? (Jesús) «Hombre, hay que tener claro que los cuatro somos importantes y que si uno falta, ya no sería sonido Platero. O sea, no sería Platero, sería otro grupo. Además, al cabo de los años conoces los defectos de cada uno y los vas respetando». (Fito) «Claro, tú mismo sabes que no eres perfecto y que muchas veces te aguantan a ti. Lo de tocar es muy divertido, está claro, pero para aguantar dos horas hay que aguantar mucho. El secreto es que somos amigos, y a los amigos se les permite muchas cosas».

UNA EMPRESA RENTABLE

¿Puede darse el caso de que tú, Fito, estés más a gusto con Fitipaldis, Iñaki con Extremoduro, y que Platero y Tú se haya convertido únicamente en una empresa rentable? (Fito) «Por la tela nunca nos hemos movido. Y no iba a ser ahora. Platero existirá siempre que tengamos ganas de hacer discos. Otra cosa es que luego cada uno haga sus cosas al margen. Iñaki se metió en Extremoduro no por la tela, sino porque hizo amistad con Roberto y de repente aquello funcionó, porque como personalidades son muy parecidos, los dos son muy huevones, hay que echarlo huevos (risas). Entonces eran uña y carne y estaban predestinados a trabajar juntos, pero cuando entró Iñaki, Extremoduro no tenía un puto duro. Y cuando yo hice Fitipaldis no iba a grabar un disco, se hizo luego y vendí discos, pero Platero y Tú llevamos once años… por algo será. Pero tampoco por la tela, yo casi saco más vendiendo menos discos con Fitipaldis que con Platero».

De A pelo habéis vendido más de 90.000 ejemplares y 7 está cerca de los 80.000. ¿Estáis saciados con vuestra base de fans, o pensáis que aún podéis llegar más lejos? (Fito) «Pienso que se puede llegar más lejos y te puedes quedar corto, también. Y cada vez va mejor, porque nos conoce más gente, ya no hablo por una cuestión musical ni nada de eso». (Jesús)«No nos planteamos metas, aunque todo lo que vendas de más se agradece». (Fito)«La meta es poder hacer un disco cuando te dé la gana y eso, mientras mantengas las ventas, de cara a la compañía lo vas a poder hacer. De cara a nosotros, mientras tengamos ganas de hacer discos, también lo haremos. Así, sobre el plano, todo es fácil. En realidad no es tan fácil. Nadie te dice que el disco este no vaya a ser una puta mierda para la gente y que el año que viene te cambie todo».

Tenéis seguidores muy jóvenes, ¿no? (Fito) «Sí, creo que el rock and roll siempre ha sido de más jóvenes. Ese reciclaje es lo que le da vida, si no se moriría. Te sigues manteniendo por la gente más joven, porque la gente llega a una edad en la que desconecta de las bandas, o se queda con sus bandas de siempre y ya está. Es difícil encontrar en un concierto de rock and roll una media de 35 años, a no ser que sea Van Morrison o los de toda la vida».

Y vosotros, ¿también habéis desconectado? (Fito) «Hombre, la banda lo que menos oye es su propia música. A mí no se me ocurre poner un disco de Platero en casa, ni de los Fitipaldis. Pero con la oferta que hay hoy en día no te da tiempo a oír todo. Lo que sí me da es que no somos de oír muchas cosas nuevas. La vida es demasiado corta, a mí no me da tiempo a escuchar todas las cosas que había en los setenta, en los ochenta o lo que sea. Siempre hay alguien que a lo mejor te llama cuando lo oyes en la radio pero luego, a los diez minutos, se te ha olvidado».

¿En la escena vasca estáis a gusto, o echáis en falta grupos como el vuestro? (Fito) «Yo echo en falta grupos».

HAY POCO ROCK AND ROLL

¿Hay poco rock and roll, como decíais en vuestro quinto elepé? (Fito) «Yo creo que sí. Hay mucho de mirar, pero poco de escuchar. ¡Y encima se nos han ido los Flying Rebollos! Pero ahora hay muchas bandas y más cultura que cuando empezamos nosotros. Entonces había un poco rollo sectario: estos hacen rock and roll, estos son punkis, estos heavys… Ahora las bandas salen y no tienen un estilo concreto, simplemente hacen música que les parece bien, y creo que en eso nos ganan. Pero sí que faltan un poco bandas serias, que se tomen esto de verdad».

¿Os habéis sentido en algún momento incomprendidos? Yo he visto cómo os han considerado un grupo heavy, cosa que no sé de dónde han sacado, muchos que van de rockeros os tienen por un grupo verbenero… ¿Lo entendéis? (Fito) «Sí, yo sí lo entiendo porque sé el nivel cultural que hay aquí. O sea, que lo entiendo perfectamente. Entiendo perfectamente cómo funciona la cultura y entonces sé que nadie va a pensar que esto es algo serio. Hay mucho listillo y entonces es normal que se tengan esas opiniones, que se digan esas cosas. Es lógico. No esperaba menos. Tampoco pensamos que nuestra música esté excesivamente pensada para que la pongan los medios ni nadie, yo siempre veo a Platero y Tú como una especie de cooperativa, andamos un poco al margen de todo. Funcionamos a nuestro rollo y si la gente nos critica nos da igual, porque estamos en nuestro mundo».

Quizá la mayor pega que se os puede poner es… (Fito) «…el corte de pelo del cantante». … no, la escasa evolución que ha experimentado vuestra música. ¿No os interesa evolucionar? «No, no es que no nos interese, lo que pasa es que yo, aunque suene a chorrada, la música la veo como arte, como algo que sale de tu vida y de tu historia. Tú eso lo expones a la gente y le gusta o no le gusta. En el momento en el que tú estás pensando que tiene que ser de otra forma, es que te has equivocado. Si la música que me gusta a mí, a éste o a otro, es la misma que la de hace un año, que hace once años… Vas a seguir siendo así. Y eso no quiere decir que estemos cerrados; oímos a Red Hot Chili Peppers y decimos ‘joder, qué guapo’, pero jamás se me ocurre tocar como ellos. Me parecería absurdo. Y luego hay cosas que me hacen mucha gracia, cuando la gente te dice ‘es que no evolucionáis’. Imagínate un disco de Chuck Berry ‘evolucionado’, a los AC/DC ‘evolucionados’. Sería una patada en los huevos, ¿no? Además, muchas veces el mayor éxito que puede tener una banda, más que los discos que venda, es estar en un bar y que, de repente, ‘pum’, oigas tres compases y sepas que son ellos».

Descartada la evolución, ¿qué proyectos tenéis ahora en mente? (Jesús) «Tocar, y tocar, y tocar, que es al fin y al cabo donde estamos a gusto y, de momento, lo que sabemos hacer». (Fito) «Ahora sale esto y luego saldrá otro disco de Chinato, una historia en la que llevamos tres años Roberto (Iniesta), Iñaki (‘Uoho’) y yo. Estamos poniendo música a los poemas de un tío, de Manolito Chinato, un amigo de Roberto que ya es autor de varias canciones de Extremoduro. Es una cosa superextraña, un capricho que se le ocurrió a Roberto. Cada canción es un mundo; a lo mejor una es muy jevilona y la siguiente es con un cuarteto de cuerda, o una rumba. Va a ser imposible de tocar en vivo, a no ser que vayan cuarenta mil tíos, como en la tuna. Y con los Fitipaldis estoy grabando ahora para quitármelo de encima y empezar a tocar fuerte con Platero. Lo tengo en el archivo y cuando vea la oportunidad, lo saco».


2000_10_02_cinta-correos-600x.jpg
Parte del libreto del K7 de Correos.

Octubre de 2000. Entrevista: Juan Destroyer en la revista HeavyRock (número publicado en noviembre).

¡CORREOS!

Ya hacía tres años que los rocanroleros bilbaínos no nos aportaban nuevas rolas y se les empezaba a echar de menos. Fito, Iñaki, Juantxu y Jesús, plácidamente apoltronados ante un generoso aperitivo del que también dio cuenta Juan Destroyer, empezaron a rajar de forma amigable.

Platero en HeavyRock número de noviembre Tenía una asignatura pendiente con ellos, decirles que a pesar de que los comentarios fueron discretos respecto a ese disco, a mí, 7, me pareció un trabajo currado y con buenas canciones. Ellos también se muestran bastante contentos con él, por cómo quedó acabado, y aseguran que la respuesta con esas canciones entre su gente es positiva, pensando mantener algunas en el set-list de sus conciertos. El grupo va más allá, me asegura que es el disco de estudio que más ha vendido (sólo el doble directo lo supera), aunque en boca de Iñaki se rectifica añadiendo que «lógicamente eso tampoco quiere decir que sea el mejor».

Lo que sí se percibe en Correos es un mayor gusto por el guitarrazo, la faceta de las canciones con piano se resiente para volver al sonido directo que siempre les ha caracterizado. El grupo asiente aunque sin mucho convencimiento dado que me están dando a entender que las cosas simplemente esta vez han salido así. Se podría pensar que las canciones han ido cuajándose poco a poco en estos tres últimos años, pero exceptuando algunas ideas muy primarias, se han escrito todas en los primeros meses de 2000 a fuerza de ensayos y reclusiones en casa de ‘Uoho’, que se ha montado su propio mini-estudio para «hacer las cosas con calma».

Me intereso por ese proceso de composición. «No hay una regla fija», dice Fito. «Normalmente cuando sacas algo con la guitarra lo haces cantando ya algo encima, pero a veces las melodías de voz se han hecho en el local, otras el grupo le da la vuelta a la música que trae cada uno, y en alguna ocasión se ha puesto la letra cuando estaba la música ya acabada».

Recordando portadas tan vistosas como la de Somos Los Platero, no deja de chocar que esta sea tan rasa, aunque cuando utilizo el término ‘sobria’, Juantxu, además de bajista, el diseñador artístico del libreto, se muestra en desacuerdo. «Yo no creo que sea sobria, tiene más fotos que nunca, aunque si te refieres a ‘desnuda’ sí, tienes razón, y así se quería. Además, como ves, las letras van mogollón de grandes, queríamos que se leyeran bien. Aunque el grupo diga que yo soy el responsable, en realidad decidimos entre todos. En un CD no te da para mucho más, ten en cuenta que nosotros somos de la escuela del vinilo, que te dejaba un gran espacio. Somos los Platero fue nuestro último disco que salió así, y por eso era tan vistoso, pero en el formato CD era sólo una reducción del dibujo original».

¿Podría ser un signo de madurez unido al hecho de que Iñaki se haya cortado el pelo? (El guitarrista sale al paso). «Me corté el pelo porque tenía unos nudos que te cagas».
En cuanto al título veremos a ver lo que nos cuenta ‘Uoho’: «Nos gustó por las distancias connotacionales que puede tener, pero no es algo que pensemos demasiado, no le damos ningún significado trascendental». La connotación para todos los públicos es que editar este disco les ha llevado su tiempo, más o menos como a Correos entregar sus paquetes, las demás… que cada uno interprete lo que quiera, que es lo que además le gusta al grupo

📌 LOS PLATERO EN EL FESTIVAL MENORROCK 2000

Pasamos ahora a hablar de su actuación en Menorrock, [nota de giveevig: el pasado agosto, más en el enlace sobre estas líneas] donde se vio al grupo muy preocupado por los problemas de sonido, y ya que estamos nos señalan las diferencias entre los festivales y los conciertos al uso. Iñaki: «Te pones super nervioso, en las pruebas de sonido estás preocupado de que salga bien, en el Menorrock tenía yo un dedo jodido…» Juantxu: «En el Menorrock ni siquiera pudimos probar sonido». Iñaki: «Estás tan preocupado de que la cosa salga pa´lante que no ves a la gente, luego a lo mejor te dice Jesús que es el que más se fija». Juantxu: «En uno en Segovia uno se me acercó diciéndome que habíamos tocado la misma canción tres veces». (risas) Iñaki: «Sin embargo los conciertos tuyos que haces tu con otro grupos, y haces tu pruebita… La respuesta en los festivales suele ser guay, sacas la conclusión de que puede ir mucha gente a verte y estar contenta con lo que haces, te crece el ego, aunque siempre un concierto de estos por principio es peor que un concierto del grupo a secas. La filosofía es divertirnos tocando, después también es un medio de subsistencia, pero en los grandes festivales tocando te lo pasas peor: no hay pruebas, si las hay para cuando llegas al escenario ya está todo cambiado, el cantante no se oye… siempre tienes peores condiciones de tocar y estás más pendiente del sonido. Te convencen para ir, muchas veces por motivos económicos, aunque nos gusta ir a ellos. Es, por ejemplo, una excusa cojonuda para estar dos días de puta madre». Juantxu: «A pillarte un pedo de la hostia, pero una cosa es oírte mal y otra muy distinta es no oírte para nada. Menos mal que se fue arreglando, pero con tanta gente allí, con cables para abajo, cables para arriba…» Iñaki: «Seguro que ves mejor un concierto de Platero ante 500 personas». Fito: «Lo bueno de ir a festivales es que te juntas con los grupos que conoces, en los camerinos hay ambiente, pero es tanta fiesta que al final ya no merece la pena».

Aprovechan para divagar respecto a su actividad en directo… «Ahora a empezar a pensar en una gira ya que por fin está el disco. Pensábamos tenerlo para mayo, empezamos a grabar a todo correr las baterías, luego que si para agosto, que para septiembre…» El alivio de Iñaki es comprensible, mientras Fito añade: «A Barcelona no ha llegado todavía con la huelga de transportes». Quizá es el mejor momento para sacarlo porque en verano hay poco movimiento a todos los niveles… Juantxu: «El de La bomba nos dijo que, por favor, no lo sacáramos, que le íbamos a putear». (risas). Iñaki: «Eso está claro que es mejor ahora que en verano. Decirlo es fácil, pero cuando llevas tiempo sin disco, lo tienes casi preparado y estás impaciente por tocar en directo te autoconvences de que es mejor sacarlo en verano aunque sabes que es peor».

Me intereso ahora por los proyectos paralelos empezando con Iñaki y Extremoduro, que se suponía debían sacar disco dentro de poco: «No creo que sea posible. Las canciones de Extremoduro son las canciones de Robe, y cuando Robe tenga canciones que le convenzan a él, suficientes para que le duren 40 minutos, será cuando se plantee hacer un nuevo disco. Él no va a darse prisa y a sacrificar calidad en canciones. A día de hoy el disco no está compuesto, tiene canciones de puta madre en mi opinión, pero su control de calidad es más alto que el mío, lo que me parece muy bien».

¿En cuanto a Fito y sus Fitipaldis? Fito: «Pienso mantenerlo siempre que pueda, aunque es algo esporádico. Hemos grabado ya algo en casa de Iñaki: baterías, bajos… pero ahora hemos parado porque estamos con Platero. Cuando ya vaya todo rodado con Platero, en fines de semana libres o entre semana, pues llamo a Iñaki y voy al estudio». Iñaki: «Anti-estrés. Oyes tus discos viejos y cada quince segundos estás diciendo ‘¡Joder!’ En cambio ahora dices esta guitarra no me convence… Te la grabas en cd, te la llevas en el coche y al mes la vuelves a grabar. Poder repetir tomas sin agobio de fechas es lo mejor que le puede pasar a un músico».

¿Y cómo sabe Fito cuándo las canciones que hace van a ser para Platero o para Fitipaldis? «Eso lo sé yo igual que el resto de la banda. Es una selección natural». Iñaki: «Hay canciones fronterizas, yo ya he podido escuchar las nuevas además de las del otro disco y creo que en total habría tres temas que podrían haber sido de Platero, tipo Trozos de cristal o así. Ahora hablo por Fito, que no sé quien me manda…» (Fito le da su permiso). «Nació para cubrir una necesidad artística que para Platero no cuadraba. Darle la vuelta a esas canciones para que suenen a Platero sería raro… Que Platero tocaran rumbita sería raro de cojones. Es bastante sencillo, cuando Juantxu empieza a protestar con lo de que suena a rockabilly: pa Fitipaldis». Fito asegura que hacen un gesto consistente en simular un tupé con la palma de la mano.

Para ir terminando me intereso por los otros dos componentes, ¿tienen ellos algo entre manos? Parece que Juantxu sí. Iñaki: «Tiene canciones para un disco». Fito: «Lo que pasa es que no encuentra músicos que las entiendan». Iñaki: «Tiene menos letras que las matrículas de Ávila» (risas). ¿Qué onda llevan? Fito: «Juntas a Motörhead con los payasos de la tele, un poco de reggae y pop inglés…» Iñaki: «A mí me recuerda a Stiff Little Fingers y grupos ingleses que tienen influencias reggae pero que van con Telecaster y Vox en plan ¡arghh!. Eso mezclado con Platero». Aún así el bajista no tiene intención de editarlas, dado que el grupo le vacila mucho por las melodías de voz que saca.

Hasta aquí llego un encuentro que denotó la confianza que tiene el grupo en el trabajo sin prisas, aunque eso suponga casi tres años para alcanzar el éxtasis artístico de acabar un disco; ya sabéis, ahora… ¡Correos!


Octubre ’00. Crítica: Ñako Martínez en la revista HeavyRock.

CRÍTICA

Crítica en la revista HeavyRock Joder qué discazo que se han marcado los Platero. ¿Quién sabía cómo lo iban a hacer? ¿Quién se atrevía a vaticinar la calidad de su nuevo trabajo? Pienso que ni ellos. Fito con su impresionante proyecto de los Fitipaldis e Iñaki con Extremoduro. ¿Se habrían olvidado de ese lindo borrico llamado Platero? Le han dejado 3 años sin probar bocado y el pobre casi muere de inanición, aunque la última vez le dieron siete raciones… Ha aguantado el tirón y llegó el deseado menú. Correos, tiene triple significado y mucho rock´n roll. Temas con sonido cien por cien Platero, pero con una mejora considerable en la utilización de los instrumentos. Con solos, guitarras sucias, con guitarras potentes, todo, en este nuevo disco es todo Rock´n Roll.
Hay temas que como siempre destacan y a la hora de dar un concierto son los que el público antes ha asimilado, canciones que suenan todas las noches en algún bar del rockerío juvenil. Es el caso del probablemente mejor tema de Platero, Entrando cruzado, que cuenta con la colaboración de Roberto Iniesta. «Dirás que todo es muy moderno, que lo tengo que entender. De todo lo que huele a viejo me tendré que desprender; y yo que siempre entro cruzado en ese ritmo que bailáis, tal vez me he quedado anticuado o es que me faltan megabytes», ya te podrás hacer una idea de lo que trata su letra. Naufragio, Caminar cuesta arriba, Salvaje… Todo huele a genuino rock. Desde guitarras que te encuentras en los discos de los años cincuenta en Me da igual hasta riffs puramente hardrockeros como en Humo de mis pies.
Cerrando que es gerundio, maravilla que no te puede faltar de una de las bandas más grandes de nuestra tierra.


2000-single-naufragio_archivos-si-miro-a-las-nubes-700x_
Naufragio, primer single del disco. / GIVEEVIG

6 de octubre de 2000, Madrid. Fotografía grupo: Edu Ortega. Texto: David Saavedra (Diario 16).

PLATERO Y TÚ: «Al Rock and Roll nadie puede manejarlo»

El cuarteto bilbaíno se aproxima a su décimo año de existencia con Correos, una nueva ración de rock urbano e incombustible. Fito, Uoho, Mongol y Maguila salieron de las calles de Bilbao para hacer rocanrol de barrio y de la misma escuela que Leño o Burning. Desde Voy a acabar borracho hasta Hay poco rock & roll su trayectoria les define como currantes y supervivientes de un género por el que ya nadie quiere echar cohetes. Ahora, los Platero vuelven a imponer su sello personal en un nuevo álbum titulado (sin dobles sentidos) Correos.

Platero en Diario 16 «Nos presentaron la portada y lo que teníamos claro es que no queríamos que apareciera nuestro nombre. El título tampoco tenía nada que ver con las canciones. Nos fijamos en los sellos y, como ponía Correos, se quedó ahí».

¿No es una reivindicación contra el e-mail? En su canción Entrando cruzado parecen no mostrar demasiada simpatía por ese tipo de cosas. «No, como funciona Correos tampoco era para hacer alardes de ellos. Y la canción no es que vaya en contra de la tecnología, sino porque parece que hay una cultura de que sólo vale eso ahora. Nosotros pensamos que la tecnología es genial, pero para usarla como una religión, como si todo lo que viene de antes estuviera caduco…».

Por cierto, que Correos acaba de inmortalizar con un sello a ese chico que vende un millón de discos en una semana… «Ójala que le vaya muy bien y que venda el doble la semana que viene. Mejor que la gente consuma música que vídeos porno de niños. Aunque seamos una banda de rock duro y urbano no te vamos a decir que Alejandro Sanz es una mierda, porque no lo creemos. Es música bien hecha aunque no sea nuestra historia».

Del disco se desprende la sensación de que utilizan el rock y la juerga para olvidarse de los problemas del mundo. (Fito) «Sí, lo que pasa es que antes me gustaba contar historias con las letras y ahora prefiero hablar de mí. Pero el fondo, la base de hacer esas letras es que estás triste. Nos han dicho cosas muy diferentes sobre nuestras canciones. Cuando menos clara dejas la historia, más opciones das a la gente».

Caminar cuesta arriba muestra una realidad muy dura que contrasta con un fondo musical muy festivo. «Esa letra es de Edorta, el cantante de los Flying Rebollos, y la música es nuestra. Tendríamos que tenerlo aquí, porque para nosotros es poco ético hablar de una letra que no es nuestra».

En este disco colabora de nuevo Robe Iniesta de Extremoduro. ¿Cómo es su relación con él a la hora de trabajar? «El disco lo grabamos en casa de Iñaki (‘Uoho’). Roberto vive ahí al lado y es amigo nuestro. A veces viene a nuestra casa con el crío o a hacerte una visita, y de tanto ir un día estás grabando y se mete ahí, te cambia una letra… Él se implica en nuestro trabajo y nosotros en el suyo. Vemos nacer nuestros respectivos discos».

Es una forma de encarar la música más familiar, ¿no? «Sí, el estudio tiene la ventaja de que estás en casa y también los inconvenientes, porque a veces te relajas mucho más. Un día tenías pensado grabar y no grabas…»

¿Es Platero y Tú la ‘única banda de rock and roll que queda’? [nota de giveevig: según se dice en la presentación de la banda en su web] «No, afortunadamente hay muchas más, aunque sí es cierto que quedan pocas como nosotros, que llevamos diez años en esto. Otras han evolucionado o han cambiado».

¿Y ese certificado de defunción del rock que tanta gente se apresura a extender? «Son las cosas de las que se habla todos los años: la crisis, el rock que se va a morir y el Athletic que va a ganar la liga. Pero nosotros creemos que nunca ha estado mejor. Es la época dorada, nunca se han vendido tantos discos de rock and roll ni se han hecho tantos festivales. Puede haber confusión en la parte artística, pero gente y mercado hay más que nunca, que al final es lo importante».

Fenómenos como el del festival ViñaRock, que ha sido uno de los que más gente ha convocado este año, ¿pueden demostrar que el rock se manifiesta a nivel popular y al margen de los medios? «Claro, por eso nunca va a estar ni muy arriba ni muy abajo, porque nadie puede manejarlo, ni la prensa, ni la radio, ni las casas de discos. Es algo que surge de modo natural. A veces parece que molesta publicar que en ViñaRock se ha juntado mogollón de peña y que no ha habido incidentes».

📌 💿PLATERO Y TÚ EN EL V. VIÑAROCK (2000)

Rosendo ya tiene calle. «De puta madre, se lo merece».

¿Cómo se imaginan ustedes a los cuarenta y tantos? «Pues calvos y tocando».


smaln-disco-oficial smaln-disco-oficial ‘CORREOS’ (2000) – PLATERO Y TÚ

6 de octubre de 2000. Texto: Jk (ABC).

COMENTARIO DEL DISCO

Y…………

2 Te………………………………,


Octubre de 2000. Texto: Pau Ardid (Rocksound).

PLATERO Y TÚ. FRESCOS VETERANOS

Cuando Platero y Tú empezaron yo todavía iba en pañales. Si además tenemos en cuenta que éste es el octavo disco del cuarteto vasco, que levante la mano quien crea que no estamos ante una leyenda del rock´n roll nacional.

Rocksound Octubre 2000 Correos es un ejemplo más de que el puro rock´n roll hispano sigue vivito y coleando. Si te gustaron los anteriores trabajos de la banda, puedo asegurarte que volverás a quedar satisfecho. (Fito) «Las canciones y la forma de enfocarlo todo sigue siendo más o menos la de siempre. La producción ha cambiado un poquito y el sonido es más guitarrero que el de 7, pero el disco es Platero 100%. Quizá donde ha habido más cambios ha sido en la orientación de las letras. Antes siempre incorporábamos un personaje y le hacíamos perrerías, y ahora las letras casi siempre son en primera persona».

Pero aunque haya cambiado su orientación, el tren sigue marchando… (Juantxu) «Siempre hemos incorporado la figura del tren en algunos temas porque, entre otras cosas, vivíamos al lado de la vía. Chuck Berry decía que el Rock´N Roll es el ritmo del chucu-chucu de la locomotora. Él es el tío más punky que existe en este mundo, ¿sabes?»

Sea como sea, Platero y Tú goza de un merecido renombre dentro de la escena nacional. (Fito) «Estamos orgullosos de que cuando la gente nos oye, diga: ‘¡Hombre mira, Platero!’».

Seguro que tanta experiencia se agradece a la hora de grabar, sobre todo si se hace en casita y sin prisas… (Juantxu) «Esta vez hemos grabado muy relajados en casa de Iñaki, hemos tardado meses».

El mismo tiempo que nos hace esperar el camarero (estamos en un bar) antes de aparecer y ofrecernos algo de comer. ¿Qué tal unos sandwiches? (Juantxu) «¡Joder, esta es la gira de los sandwiches! Pues dame uno de esos gordos, con huevo, bacon, lechuga, pepino, tomate… y agua sin gas. ¿Y tú que quieres?» Yo nada, nada… «¡Aprovecha hombre!» No, no, gracias… «Venga sácale unas patatas al chaval».

Con la barriga llena y para acabar, sólo me falta preguntarles cómo reacciona nuestro país ante su música.(Jesus) «Nos va muy bien, sobre todo por la zona del centro. Quizá en Barcelona nos cuesta un poquito más». (Fito) «Supongo que en los sitios donde hay un sentimiento nacionalista, como aquí en Catalunya, es más difícil cuajar».

Pues si Platero y Tú no cuajan del todo, me da miedo pensar en la situación del rock´n roll nacional en estos momentos, la verdad. (Fito) «Yo creo que si está triunfando un grupo como nosotros en estos momentos es porque la cosa está muy chunga…» Y entre risas nos despedimos.


Octubre de 2000. Texto: Jk (Kerrang! ).

PLATERO Y NTÚ

Y…………

2 Te………………………………,


Octubre ’00. Crítica: Sergio Guillén en la revista Kerrang!

CRÍTICA

Platero y Tú crítica Correos de la revista Kerrang! Platero y Tú o la banda que resucitó el Rock and Roll en castellano a mediados de los 90. Fito y sus chicos han hecho escuela, así que no os perdáis de vista este Correos. Y es que siguen siendo los Platero ‘pa lo bueno y pa lo malo’.

El comienzo de este plástico se desarrolla con un tema que me suena, ¿no será Radar love de los Golden Earring?… qué bien suena ese Cigarrito, con este corte se puede saborear toda la esencia hardrockera de los 70. ¡Eh!… hombre, si ahora se oye al Robe haciendo la intro de Un ticket para cualquier lugar [nota de giveevig: corregimos esta línea porque en el libreto del disco dice que se trata de Mariano y no Robe, como una colaboración involuntaria], una composición con estribillo a lo Tequila. Los Platero más clasicotes los podemos encontrar en canciones como Caminar cuesta arriba o Entrando cruzado, de batería impactante y guitarras en la línea de los AC/DC (sí, ahí estaba ese Hay poco rock´n roll). Salvaje con un toquecito blues y rockanrolero de los 50, un tema muy cachondo con coros en plan indios de las praderas americanas. En general, un plástico muy cañero, muy recomendable. Y es que, ya había ganas de nuevo material, ¡que nos teníais muy olvidados, tíos!


6 de octubre de 2000. Texto publicado en el periódico Ideal.

Lo nuevo de Platero y Tú llega a través de ‘Correos’

Los bilbaínos de Platero y Tú, integrados junto a bandas como Extremoduro, Reincidentes y Ska-P dentro de lo que se denomina rock urbano, lanzan esta semana su nuevo trabajo, Correos, un album con el que quieren demostrar que su única preocupación «es hacer buenas canciones». Correos es el octavo trabajo de Platero y Tú, grupo formado por Adolfo Cabrales, Iñaki Antón, Juantxu Olano y Jesús García, quienes utilizan desde hace diez años los nombres de guerra de Fito, ‘Uoho’, Mongol y Maguila. Tres años han pasado desde la publicación de 7, un disco al que se enfrentaban al éxito que había supuesto vender más de 50.000 copias del anterior, A pelo.


Octubre de 2000. Entrevista: Jk (Metal Hammer nº).

EL

Y…………

2 Te………………………………,


Octubre de 2000. Texto: Gaceta universitaria.

Los viejos rockeros nunca mueren

Platero y Tú entrevista Gaceta universitaria Primos hermanos de Extremoduro. Así podría definirse a este cuarteto bilbaíno, uno de cuyos miembros, Iñaki Antón, ‘Uoho’, toca la guitarra en dicho grupo. De hecho, su casa es la que sirve de local de ensayo para ambas formaciones. Y por su parte, Robe, el líder de Extremoduro, colabora en dos temas del disco: Humo de mis pies y Entrando cruzado. («Aquí, suyo es el riff de la guitarra, así como el vacilón del comienzo con la canción de Barón Rojo, y al final Mario Bros», afirma Fito).

TRES AÑOS

¿Y qué han estado haciendo en estos tres años?, os estaréis preguntando. Adolfo Cabrales, Fito, ha estado enzarzado con su otro grupo, Los Fitipaldis, e Iñaki ya sabéis. El resto del cuarteto lo completan Juantxu Olano ‘Mongol’, al bajo, y Jesús García ‘Maguila’, a la batería. Cuando se les pregunta si en estos tres años no les ha parado ningún fan pidiéndoles su regreso, contestan con no poco humor: «Nos han parado de todo. Más la policía que los fans. Y también acreedores, el vecino a cobrar la contribución… La gran mayoría pensaba que ya nos habíamos retirado». Lo primero que llama la atención del disco es el diseño de la portada, donde hay cuatro sellos con la foto de cada uno. ¿El autor? Juantxu: «Se me ocurrió y me hizo gracia, aunque a estos no tanto. Fue por no poner el nombre en la portada y estropearlo». De hecho, nunca firman autógrafos en la portada.
Atentos al último corte, Pero al ponerse el sol, de Los Bravo, grabado hace unos tres años para la película Muertos de risa. «Ese disco creemos que no se vendió mucho, por eso decidimos rescatarlo».
Y es que es bueno que el rock siga conservando su lugar. «No desaparecerá, porque nunca ha habido tanta gente que compre tantos discos de rock».


13 de octubre de 2000. Texto: Víctor A. Gómez (La opinión de Málaga).

PLATERO Y TÚ TE ENVÍAN UN PAQUETE

Platero y Tú entrevista Gaceta universitaria Si estos fueran los primeros Platero y Tú, hablaríamos del lascivo doble sentido del título de su último disco (Correos, Dro East West, 2000). Y, encima, la primera canción del álbum se llama Cigarrito. Pero los de Fito, achuchados por Extremoduro -los sacrosantos del rock de inspiración vallequil-, ahora arriman sus melodías y sus letras a una cierta inspiración poética. Los que firmaron Burrock´n Roll, su debut, y Meando en la pared, ahora cantan ‘En el cajón de la memoria guardo trocitos de la historia / las páginas que ya han pasado de un libro inacabado.’ Qué dura es la vida en la carretera… Ya lo dijeron ellos: ‘Somos los Platero (pa lo bueno y pa lo malo’)».

La respuesta: Fito (Adolfo Cabrales) está enamorado. «Lleva enamorado muchos años, pero de la vida -decía el guitarrista Iñaki Antón en el estudio de grabación-. Lo que pasa es que en vez de escribir cuando sube, escribe cuando baja y a veces tenemos unas letras… pero bueno, de puta madre, todos tenemos altibajos y hay que captar todos los puntos, no sólo los guapos.» Tiempo de baladas intimistas.

Se acabó entonces la fiesta y la juerga de sus primeros temas porque Fito dice que es ahora le dan más importancia a las letras que antes. Pero, ¿no es la letra de It´s only rock´n roll but I like it una profunda y carismática reflexión sobre la naturaleza de la diversión? No hay que aburrir para pensar.

Lo cierto es que los bilbaínos han pulido notablemente su habilidad instrumental y siguen facturando un rock jaranero, de inspiración como ellos dicen en el sonido de Detroit, «de un loco como Ted Nudgent», como admiten ellos mismos. Sin embargo, y para decepción de muchos de sus fanáticos, hay una inesperada suavidad y cierto romanticismo (sui géneris, eso sí) en sus nuevos temas. «No creo que sea más suave. Igual es menos rápido en general, pero más suave, no. Y en directo da un juego cojonudo», comenta Iñaki.

A Platero y Tú no les interesa en absoluto lo que se está haciendo en la actualidad. Ni el nuevo heavy nacional ni los francotiradores del ‘indie’. Ellos siguen mirándose en Burning, Rosendo y otros espejos. Y se divierten.

Rocanrol callejero más suave de lo esperado. Esto es lo que trae en el envío postal de los Platero, insignes de la escuadra del nuevo rock urbano que invadió los barrios nacionales a principios de los noventas. Pues eso: psicofonías de Rosendo, alguna baladita tierna, e historias de carretera.


Octubre de 2000. Entrevista: Jk (n).

EL

Y…………

2 Te………………………………,


2000-10-14entradaplaterozaragoza2000anverso