Colección de material de Platero y Tú, Extremoduro y cía.

Platero y Tú vuelve a visitar Madrid para registrar su directo

banner-lluvia-hierro-rock-and-roll-alvaro-heras-gran-bilbao.jpg
Ya habían estado en octubre del año pasado pero los Platero vuelven a Madrid para grabar de cara a su inminente trabajo en directo. A pesar de la poca distancia entre una cita y otra, si la sala se sigue llenando es que hay ganas de ellos… Como curiosidad, lo acontecido esta noche se convertirá en algunas de las pistas del disco en directo y, lo que pasó en la anterior visita a la Canci, se publicará en imágenes para la edición VHS del mismo. ¡Vamos!
1996_02_16-fito-canciller-muniesa-700x
Fito en un momento del concierto. / MARIANO MUNIESA
electric-guitar-giveevig.png

16 de febrero de 1996. Texto: Fernando Iñiguez (El País).

Platero y Tú graban en directo en el templo del sonido de barrio

Herederos del más puro rock español urbano, los bilbaínos Platero y Tú se acercan hoy a un San Blas entregado a sus decibelios, otro viernes en la sala Canciller, que se confirma ya como el templo maldito del rock de barrio. Durante la larga gira en la que andan metidos, están grabando un par de canciones y vídeo de cada actuación con el objeto de editar un disco en directo itinerante para la primavera. Su cuarto disco, Hay poco rock and roll, publicado en 1994, es hasta el momento la última entrega discográfica de este energético cuarteto de Bilbao que al grito de «somos los Platero pa’ lo bueno y pa’ lo malo, esto es rock and roll y no somos americanos» llevan un buen montón de tiempo pateándose la geografía española con sus canciones a cuestas.

El carabanchelero Rosendo es el artista que más ha influido en la música de Platero y Tú, que le dedican la canción estrella de ese disco, Si la tocas otra vez. El rock callejero y combativo y cantado en castellano de Platero y Tú tiene también referentes en Barricada o AC/DC.

Platero y Tú actúa hoy en Canciller II (Pobladura del Valle, 21, metro San Blas). 22:00 horas. 1.600 pesetas.


16 de febrero de 1996. Texto: Alberto Manzano. Fotografía: J. Bielsa. Revista HeavyRock nº 152 (abril 1996).

PLATERO Y TÚ

Sala Canciller, Madrid

Portada del número 152 de la HeavyRock Ir a un concierto de rock sigue siendo, para quien suscribe, y a pesar de la frecuencia con la que uno acude a estos eventos, un auténtico lujazo, y más aún cuando el espectáculo alcanza cotas de intensidad y brillantez tan altas como las que alcanzó la descarga de Platero y Tú en la madrileña sala Canciller. La banda dio toda una muestra de profesionalidad, realizando una actuación espléndida y haciéndonos disfrutar como locos a quienes allí nos dimos cita.

El canciller presentaba un lleno tan espectacular como previsible, ya que las entradas estaban agotadas y todavía te llegaba, en unas nueve o diez ocasiones, gente preguntándote si te sobraban entradas. El ambiente era total, perfecto para una noche de rock and roll.
A eso de las 22:30 aparecían sobre el escenario del Canci los de Bilbao y… A un tipo listo, Un abecedario sin letras, Mari madalenas, El roce de tu cuerpo… ¡Vaya manera de arrancar! El sonido estaba siendo buenísimo, muy nítido, aunque la guitarra de Iñaki estaba, en un principio, un poco tapada (problema que se subsanó en cuestión de segundos). La banda empezó a desgranar temas tan emblemáticos y emotivos como ¡Por fin!, Juliette, Tras la barra, Tenemos que entrar, Marabao o Hay poco rock and roll, que recibieron una estupenda respuesta por parte de la concurrencia pero, bajo el humilde punto de vista de un servidor de ustedes, el momento más absolutamente emocionante de todo el recital llegó con la cariñosa Si la tocas otra vez, coreada por toda la sala como ninguna otra (casi tapábamos a la banda). La canción llegó a su final entre gritos de «¡Rosendo!, ¡Rosendo!» por parte de los presentes, conscientes de quién es el auténtico protagonista de este tema.

Fito en Canciller foto de J. Bielsa

Tras una hora y media de concierto, la banda se despedía de la concurrencia, para volver rápidamente ante la atronadora llamada de toda la sala, y realizar una tanda de bises que remataron con esa declaración de principios que es Somos los Platero (pa’ lo bueno y pa’ lo malo). Pero la cosa no se podía quedar así, y ante la insistencia general, a la banda no le quedaron más cojones que salir a rematar la actuación con un tema nuevo, y con ese simpático Si tú te vas, en el que no faltó la parodia del Rockin’ all over the world de los Status Quo. Mientras el tema procedía a su final, Iñaki aprovechó la inmejorable oportunidad que la ocasión le brindaba, para destrozar su guitarra al más puro estilo ‘Clash’ (y sigo pensando que vaya una putada. Hubiera preferido que me la hubiera regalado, por ejemplo). Fue el punto y final a dos horas y cuarto de rock and roll del mejor que se hace a nivel nacional, rock potente, con rollo urbano, y dotado, al mismo tiempo, de la gran elegancia que el hecho de ‘haber bebido blues’ (como bien dice la canción) le proporciona. Rock de una banda que, sinceramente, espero que nunca nos falte, y digo sinceramente porque creo que es así como Platero y Tú nos ofrecen su música y sus letras. Espero con impaciencia la salida del disco en directo.


16 de febrero de 1996. Texto: Chema Gallego. Fotografía original de la crónica y que abre este artículo: Mariano Muniesa. (Revista Kerrang!).

¡Muchos nervios!

El frío que hacía aquella noche en la capital era digno de destacar (+1). En la explanada que hay a las puertas del Canci no cabía un alfiler, al otro lado de la calle la gente se agolpaba en torno a los corrillos que hacía el kalimotxo, intentando pasar los momentos previos lo más caliente posible. La expectación era enorme, la gente comentaba en el exterior: ‘a lo mejor sale Evaristo (La Polla), Robe (Extremoduro) o Rosendo’, pensando que como habían colaborado en sus discos de estudio, contarían con ellos para la grabación del directo de esa noche. Pero la realidad era muy distinta, Platero y Tú llevan grabando casi todas las actuaciones que han hecho durante finales del 95 y principios del 96, y esta simplemente era una toma entre tantas, aunque más importante por el hecho de ser Madrid y por el hecho de tener una audiencia tan numerosa. El vídeo, que supongo saldrá simultáneamente al disco en directo, también está grabado entre Madrid y Bilbo.
Las entradas estaban agotadas, con lo cual los que lo dejan todo para última hora tendrán que esperar otra ocasión para poder ver a la banda bilbaína. Si afuera hacía un frío que pelaba, en el interior el calor era aplastante. Llenazo en Madrid como pocos grupos pueden presumir. Todo estaba a su favor, solo faltaba que los Fito, Iñaki ‘Uoho’, Juantxu y Jesús estuvieran a la altura de las circunstancias. El público cantaba pidiendo que saltaran al escenario y en pocos minutos el bajo de Juantxu comenzó a martillear el Bobo. La gente empezaba a moverse y bailar, uno tras otro iban cayendo los temas de los cuatro discos que hasta el momento tiene el grupo. La gente ayudaba en la grabación con los habituales ‘esos Platero’, ‘son del Athletic, Platero son del…’, ‘Cantalojas’ (que no la tocaron) o la ya típica e indispensable en sus conciertos ‘el que no bote policía nacional…’. Notaba que la banda estaba muy nerviosa, pensando más en lo que estaba pasando en las pistas de grabación que en el público que tenía en frente; de hecho se confundieron en varios temas y a otros les aplicaban un ritmo que no era el acostumbrado. Tampoco el sonido acompañaba mucho, había temas en los que la guitarra de Iñaki ‘Uoho’ apenas se oía y otros en los que la voz de Fito tenía demasiado eco. Aún así, la audiencia entró allí a pasárselo bien y eso era lo único que valía: pasárselo bien. Otra de las circunstancias negativas del concierto era la actitud de un impresentable (por llamarle de algún modo) que estaba encargado de que nadie se subiera por el centro del escenario y que se dedicaba, en vez de indicar amablemente que no se podía saltar desde el escenario, a repartir puñetazos a todo el que se acercaba por su zona. Es lamentable que todavía esto ocurra en un concierto después de auténticas exhibiciones de amabilidad y buen comportamiento que la gente de seguridad demostró en conciertos como el Monstruos del Rock de Akí. El personal de seguridad debe estar para salvaguardar la tranquilidad de músicos y de público y no pensar que van allí a repartir palos.
En definitiva, he visto conciertos mucho mejores de Platero y Tú en Madrid y, de hecho, desde que sacaron el Muy deficiente y tocaron en el antiguo Canciller, no me he perdido ninguno y éste al terminar me dejó mal sabor de boca.
Pienso que estos chicos de Bilbao son una de las bandas más auténticas que hay ahora mismo en este país, cuentan con uno de los mejores guitarristas (‘Uoho’), unas letras directas que llegan a la gente, sus conciertos cuentan por llenazos, una gran compañía (DRO) que cree en ellos y además van a compartir gira con Extremoduro durante este año. Seguro que solo fue una mala noche.