Me vi a matá es la maqueta que The Flying Rebollos grabó a finales de 1991 en Lorentzo Records. Se trata de un K7 de 32 minutos de duración que cuenta con una presentación y 10 temazos llenos de actitud, ganas y rock´n roll. Algunas de estas canciones volverían a grabarse para su primer LP Verano de perros, en 1993. Ante vosotros, una auténtica joya.