Un trío de melenudos la está liando gorda allá por donde pasa: maquetas autofinanciadas, playbacks censurados, actitud transgresora... Se llaman Extremoduro y acaban de publicarles su primer LP.