5 de mayo de 2001. Los Platero vuelven al Viñarock tras haber arrasado en la anterior edición, esta vez dispuestos a dar otro conciertazo presentando los temas de su nuevo disco "Correos". Sin embargo... nada más lejos de la realidad. Un mal sonido y la alineación de los planetas en su contra hacen que el bolo del Viña 2001 no pase a la historia como una de sus mejores actuaciones. La HeavyRock hace una pequeña crónica de lo sucedido ese día.