Colección de material de Platero y Tú, Extremoduro y cía.

Extremoduro y Fito & Fitipaldis en el Velódromo de Anoeta de Donosti

banner-lluvia-hierro-rock-and-roll-alvaro-heras-gran-bilbao.jpg
Tras haber comenzado la gira por tierras euskaldunas (primer bolo en Nafarroa y segundo en Bilbo), Extremoduro vuelve al norte en la última parte de su gira ‘¡Moñigos, morid!’ junto a los Fitipaldis. El 11 de septiembre visita San Sebastián y el 18 Gasteiz. En menos de un mes terminará la gira en tierras mañas.
2
Robe y ‘Uoho’ en un momento del concierto en Donosti. / MIKEL
electric-guitar-giveevig.png

13 de septiembre de 1999. Texto: Aitor Zubizarreta (Diario Vasco).

ROBEMANÍA

Fecha: 11-9-1999. Lugar: Velódromo de Anoeta, Donostia. Intérpretes: Fito & Fitipaldis, Extremoduro. Asistencia: unas 5.200 personas.

1999_09_13-diario-vasco-robemania_200x Nueva visita de los duros rockeros Extremoduro a Donostia, justamente dos años después de su masivo debut en el Velódromo. Esta vez las huestes de Robe Iniesta convocaron algo menos de publico, pero con una entrada más que digna y que reunió en Anoeta a un publico variadísimo: desde heavies de riguroso negro a jovencitas de estética más formal.

El doble cartel arrancó con Fito & Fitipaldis, proyecto paralelo del cantante de Platero y Tú, que tiene desde hace algún tiempo un primer álbum en solitario en el mercado. En formato de cuarteto y con Batiz, de Tapia eta Leturia, como guitarra solista, F&F desgranaron, a caballo entre lo acústico y lo eléctrico, las agradables e íntimas canciones de su disco casi al completo (sólo faltó El funeral). Lo hicieron bien, aunque al final, con una serie de versiones, entre ellas una muy light del Mari Madalenas de Platero, bajó algo el ambiente.

El show parecía ya terminado cuando Fito arrancó en solitario con los primeros acordes de Salir, tema del último CD de Extremoduro, que fue aprovechado por los cabeza de cartel para incorporarse a escena entre el clamor de un público que recibió al ídolo Robe con un entusiasmo desorbitado. El jefe de filas con singular look: descamisado, con falda-pantalón, micro-diadema que le permitía cantar y tocar la guitarra sin estar en posición estática, ¡y con barba!

La calurosa fiesta sigue con Sucede y Pepe Botika, pero ya desde el principio se convive con un sonido horroroso, de lo peor que se ha escuchado en Anoeta en años. El grupo se entrega, y la masa sudorosa canta cada himno como si le fuera la vida, pero queda la impresión de estar viendo al grupo a un 50% de sus posibilidades. Con todo, Esclarecido suena durísima y, tras Pedrá, Robe anuncia un descansito de 15 minutos para ponernos todos agustito. ¡Único!

La segunda parte arranca muy punk: Jesucristo García, Villancico, bastas joticas extremeñas,… y por fin Golfa, con el apoyo de Fito, Batiz y un percusionista, en lo que es posiblemente el momento más brillante de la noche. Tras Decidí-Autorretrato, un solicitadísimo bis con Deltoya y Ama y ensancha el alma. Agur en olor de multitudes para unos Extremo cada día más profesionales.


1999_09_11-extremoduro-velodromo-anoeta-1999-mikel-diario-vasco-2-700x
Robe dirigiéndose al público de Anoeta. / MIKEL
Entrada-Extremoduro-y-Fito-Fitipaldis-año-1999-09-11-Donosti
Entrada del concierto en Donosti.

MÁS:

– Noticia de la disolución de Tapia eta Leturia, antigua banda de Batiz (1997) | Link PDF