Colección de material de Platero y Tú, Extremoduro y cía.

Platero y The Flying Rebollos juntos en la Canciller de Madrid

banner-lluvia-hierro-rock-and-roll-alvaro-heras-gran-bilbao.jpg
A mediados del mes de diciembre los Platero vuelven a llenar dos noches la Canciller de San Blás (ya lo habían hecho en marzo), esta vez recogiendo el correspondiente disco de oro por las 50.000 copias vendidas de su reciente ‘Siete’. Les acompañan De Pasada y unos The Flying Rebollos que graban alguno de sus temas para un próximo EP. Menudo fin de semana…
Fito y Uoho, mano a mano en la Canci de Madrid
Fito y Uoho, mano a mano en la Canci de Madrid.

LA ANTERIOR VEZ que los Platero hicieron doblete en la Canci (enlace) fue cuando todavía giraban presentando el directo A pelo. Tenemos varias cosas que contar de este fin de semana, y empezamos por el diario El País, que se hace eco del acontecimiento y publica ese mismo día un pequeño artículo que recogemos a continuación:

electric-guitar-giveevig.png

12 de Diciembre de 1997. Texto: Fernando Iñiguez (El País)

Platero y Tú encabeza el fin de semana de los dobletes

1997-12-13-entrada

Es el fin de semana de los dobletes. Parece como que todas las actuaciones comienzan hoy y terminan mañana. Así, el rock sin paliativos ni adjetivos de los bilbaínos Platero y Tú descargará en dos sesiones tremendas en San Blas, precedidos cada día por una banda distinta como teloneros. También doblete de los valencianos Girasoules, que en Suristán se entregarán al mejor rock latino, y de los madrileños All Together Band, que hoy y mañana en Siroco se encargarán de desmenuzar las canciones de los Beatles. Al lado de éstas, aunque sólo por la noche de hoy, destaca la actuación de un grupo underground, como el norteamericano Yo la Tengo. Además, Gewel, el percusionista senegalés de los sevillanos Mártires del Compás, pro agoniza una trepidante fiesta africana en La Gata, el local de moda.

Platero y Tú no reivindica ninguna corriente concreta ni se apoya en moda alguna para medrar. Simple y llanamente, rock and roll, urbano y deudor, a base de guitarras ásperas y voces arrastradas, de figuras como el madrileño Rosendo, al que dedicaron una emotiva canción, aunque nadie ha pensado en ellos para incluirles en el disco de su homenaje. De su último disco, 7, ya han despachado más de 50.000 copias. Hoy recibirán antes de actuar el disco de oro.

Por su parte, Girasoules continúa la línea trazada por Juan Perro, La Marabunta o Los Rodríguez; es decir, adaptar la sónica del rock a la raíz salsera, rumbera, al son, al bolero o al cha-cha-chá. Rompe tu silencio se llama el divertido disco que les trae de nuevo por el foro.

Platero y Tú, hoy y mañana, en Canciller (Pobladura del Valle, 21. Metro San Blas), a las 21.00, 1.800 pesetas.
Girasoules, en Suristán (Cruz, 7. Metro Sol y Sevilla), 23.00, 1.000 pesetas.
All Together Band,en Siroco (San Dimas, 3. Metro Noviciado), a las 22.00, 900 pesetas.
Gewel, hoy, en La Gata (San Vicente Ferrer, 23. Metro Tribunal), 22.30, 1.000 pesetas.
Yo la Tengo, en Ktdral (Fundadores, 9. Metro Manuel Becerra), a las 22.00, 2.300 pesetas.


UNOS DÍAS MÁS tarde, en el mismo periódico, Fernando Martín escribe una crónica sobre lo que había sido la segunda noche de descarga de los Platero en los Madriles. Dice así:

electric-guitar-giveevig.png

15 de Diciembre de 1997. Texto: Fernando Martin (El Pais)

CRÍTICA ROCK: Liturgias del extrarradio

Platero y Tú, Flying Rebollos y De Pasada.
Sala Canciller. Madrid, 13 de diciembre.

Condenada al extrarradio, la grey roquera continúa celebrando sus ritos a la manera de la liturgia clásica. En el barrio de San Blas se dieron cita para festejar la buena estrella de los bilbaínos Platero y Tú, cuarteto que ya ha llegado a su séptimo elepé -el último se llama precisamente así: Siete– Su aparición escénica fue precedida por dos grupos de similares características: De Pasada y Flying Rebollos. Los primeros salían tan temprano que muy pocos pudieron asistir a su vibrante repertorio. En cuanto a los segundos, con ellos toca algún reconocido músico de los santanderinos Del Tonos y su estilo se decanta por el rock’n’roll americano de finales de los sesenta, con olor a gasolinera y melenas al viento. Suenan bien y están a punto de poner un disco en circulación. A pesar de su asesor de imagen, merece la pena no perderles de vista.

Con la pista atestada de jóvenes que tarareaban absolutamente todo lo que salía por los altavoces de la sala -Ska-P fundamentalmente-, aparecieron Platero y Tú y estalló la juerga. Sin tener un sonido especialmente bueno, el grupo se metió en el bolsillo al respetable desde el primer acorde y comenzaron los botes y los cánticos.

La guitarra de Iñaki, la personalidad vocal de Fito y una sección rítmica consistente forman un paquete sumamente atractivo, en el que el rock suena mucho más melódico de lo que podría esperarse en un principio a juzgar por la actitud radical del grupo. En cuanto a los temas, en directo se hacen fácilmente digeribles y uno puede encontrarse enganchado al segundo estribillo sin darse cuenta.

Por resaltar algún título, Mari Madalenas resume perfectamente el modo de hacer de una banda llamada a formar en la primera fila de la última generación del rock español en castellano.


EN LA REVISTA Heavy Rock (nº 174) se menciona el logro del disco de oro y David Alcántara también comenta la segunda noche de los Platero además de hacer un pequeño repaso a su trayectoria.

electric-guitar-giveevig.png
1997_platero-canciller-disco-oro-heavyrock
Recorte de la noticia de la entrega del disco de oro a Platero.

Diciembre de 1997. Texto: David Alcántara (Heavy Rock nº 174)

Platero y Tú + Flying Rebollos + De Pasada

1997-12-13-cronica-platero-canci

Hace seis años, en la sala Revólver de Madrid, más o menos por estas mismas fechas, fui a ver a un grupo de Bilbao. Estaba lleno de curiosidad y con ganas de ver si en directo conseguían transmitir esa frescura, ese buen rollo y ese feeling que se podía apreciar en su disco recién publicado, Muy deficiente. No solo lo consiguieron, sino que consiguieron que los que estábamos aquella noche en ese pequeño recinto (por donde no obstante pasaron en su momento desde Pearl Jam a Kreator) recordáramos ese concierto con cariño, porque habíamos sido testigos de la confirmación de una gran banda de rock: Platero y Tú, y del comienzo de su asalto a la vieja piel de toro.

Con el paso del tiempo han sido miles los fans que se ha ganado por derecho propio el grupo, de la mano de un puñado de buenas canciones, un directo que rezuma rock por los cuatro costados, y la seguridad que da una formación estable y muy compenetrada en la que todos se entienden sólo con la mirada. No es casualidad que Platero y Tú estén donde están, y la juventud de sus incondicionales (adolescentes en su mayoría que los Platero han ganado para la causa del rock) nos sitúan en un escenario en el que el rock vuelve a cobrar un protagonismo creciente frente al lodazal del «bakalao».

Los dos llenazos consecutivos en la sala Canciller que los Platero habían conseguido, las más de 50.000 copias vendidas de su último disco, Siete, que presentaron en este concierto casi íntegramente, y la evolución a más y mejor de su sonido y de su música les ha consolidado como de unos de los grupos punteros del rock, y probablemente la banda de Rock & Roll a secas que más tirón popular tiene. Además, un síntoma de que sus temas son rápidamente adoptados como imprescindibles por sus fans, es que por ejemplo Hay Poco Rock ´N Roll, sea ya tan necesario en su repertorio como El Roce De Tu Cuerpo, o que Gorka Limotxo (bueno, el título oficial es Tras La Barra, pero el saber popular ya lo ha rebautizado) o Mari Madalenas puedan competir en igualdad de condiciones con cualquiera de los clásicos de la primerísima época del grupo, como Ramón o una sorprendente La Maté Porque Era Mía (una coplilla añeja como la de Imanol, con la que conseguían en sus conciertos un ambiente a medio camino entre los San Fermines y Donington), por lo que supongo que la elección del repertorio para sus conciertos debe ser muy complicada más que por los temas que se incluyen, por los que se quedan fuera.

Bien calentado el ambiente por sus colegas de Flying Rebollos y por los de De Pasada, la destilería de Rock ´N Roll de Platero y Tú se pone a funcionar, los pistones de Iñaki Uoho se ponen a humear y Fito (érase un hombre a una gorra pegado) juega a improvisar con las letras y los coros de los temas. De nuevo cabalgan ‘a pelo’ sobre el rock y lo dominan con mano firme. Miles de personas les acompañan en esta carrera… ¡Que no se detenga!


Recordar que del concierto del sábado saldrán los temas del DVD que incluirá el segundo recopilatorio de la banda, Hay Mucho Rock ´N Roll, de 2005. Aunque supuestamente se tratará de material inédito, lo cierto es que esos 40 minutos de concierto llevarán unos meses rulando por internet (aunque a peor calidad, eso sí). Sin tener que esperar tanto, en el single Al Cantar que se lanza en febrero de 1998, se incluye como segunda pista la versión en vivo de este bolo.

Terminando con lo que se refiere a Platero, en el periódico El Correo se publica una noticia sobre la entrega del disco de oro, donde se dice que el grupo ha logrado vender 100.000 copias de Siete, lo que creemos que es una errata y que se refieren a las ventas totales de A pelo.

electric-guitar-giveevig.png
1997_12_16_el-correo-platero-siete_x1000
Artículo en el periódico El Correo (16/12/1997). [Ampliar]

Sobre los Flying Rebollos, decir que acompañan a los Platero en el concierto del sábado y que se encuentran a punto de publicar su segundo (y muy esperado) trabajo discográfico, Esto huele a pasta; un disco que verá la luz en febrero del año próximo a pesar de haber sido grabado varios meses atrás.
También en 1998, se editará un EP llamado Perseguido donde, entre algunos temas de su discografía, se incluirán dos temas inéditos en directo: una versión de los Burning grabada en agosto en Portugalete, y otro tema, Agua y aceite (de su primer disco), grabado precisamente esta noche en la Canciller y que se puede escuchar en el reproductor bajo estas líneas.

Como apunte final, decir que es en la última semana de este diciembre cuando Fito graba en Lorentzo Records su primer disco como Fitipaldi, A puerta cerrada, junto a varios de los integrantes de los Flying Rebollos.

Agua y aceite – The Flying Rebollos (1997/12/13)