Colección de material de Platero y Tú, Extremoduro y cía.

«Estoy deseando encerrarme en el estudio, descolgar el teléfono y ponerme a tocar»

banner-lluvia-hierro-rock-and-roll-alvaro-heras-gran-bilbao.jpg
Entrevista concedida por Robe unos días antes del En Vivo 2012, publicada en el periódico El Mundo. La saboreamos porque ya ni nos acordamos de cuándo fue la última vez que el extremeño concedía una. Además, también mostramos una crónica y unas fotografías del bolo de Extremoduro en el festival de Madrid (las fotos que acompañan la entrevista son de cuatro días después, en el concierto en Murcia, realizadas por Carlos Torres.
2012-Robe en Murcia
Extremoduro en Murcia el pasado 21 de septiembre. / CARLOS TORRES (FLICKR)
electric-guitar-giveevig.png

17 de septiembre de 2012. Texto: José Fajardo. Publicado el 27 de ese mismo mes en El Mundo.

«Antes todo era un poco más salvaje»

Entrevista exclusiva con el carismático líder de Extremoduro, cabeza de cartel del festival En Vivo de Rivas Vaciamadrid.

Hace 25 años, Roberto Iniesta (Plasencia, 1962) fundó Extremoduro, un grupo único, que se coló en la escena del rock urbano citando a poetas y a ídolos muertos, mezclando costumbrismo, sexo y rabia, y mostrando un camino diferente de hacer las cosas. La banda pronto se convirtió en un icono. En 2011 salió su décimo disco, Material Defectuoso. No hubo gira de presentación, por lo que su concierto en el festival En Vivo será una de las primeras oportunidades de escuchar estas canciones en directo. Tampoco entonces hubo fotos de promoción, ni entrevistas. De hecho, hacía mucho que Robe no hablaba con ningún periodista antes de esta conversación con La Luna de Metrópoli. Un día después de la charla, el cantante llamaría para aclarar un par de ideas, que no vienen al caso.

A finales de los 90 parece que Extremoduro estaba siempre en la carretera. Ahora, apenas tocan en directo. Cómo han cambiado los tiempos, ¿no?
«Al principio, no podías decir que no. Ibas a tocar a donde te llamaran, como una putilla, porque no había más cojones. Luego, cuando empezamos a ganar un poco de pasta, pudimos organizarnos mejor. Las giras por fin tenían un principio y un final».

¿Cuándo fue eso?
«Con Agila. Hasta entonces, había sido un aquí te pillo aquí te mato. Pero el grupo empezó a funcionar. Es mucho mejor poder organizarse, hacer los discos cuando te salgan, no ceñirte a un calendario. Es posible girar cada dos años, pero no más. No se puede tocar todo el tiempo, sobre todo si quieres contar con un buen equipo de sonido. Pero estaba bien aquello, ¿no? Cuando tocábamos en sitios de 1.500 y 2.000 personas…»

Entonces no había tanto control con el aforo de las salas, se podía fumar dentro… ¿El rock era más auténtico?
«En esos tiempos, también te tomabas un par de copas de aguardiente el día de sacarte el carné de conducir, para ir sin nervios. Era todo distinto. Como ahora toco cada cuatro años, voy viendo cómo cambia la música… Es cierto, antes todo era un poco más salvaje, sí. Pero no creo que sólo haya cambiado el rock, ha cambiado todo».

Hay mucha gente que al escuchar canciones de Somos Unos Animales (1991), Deltoya (1992) o ¿Dónde Están Mis Amigos? (1993) recuerdan aquella época y vuelven a sentirse como eran entonces. ¿Le sucede a usted lo mismo?
«Eso que dices me pasa con las canciones de otros. Con las mías es diferente. Con lo último que he disfrutado es con La ley innata (su penúltimo disco, de 2008), porque estuve mucho tiempo sin oírlo, hasta que un día lo recuperé y dije ‘Joder, qué cosa más chula y bonita, se me pone la carne de gallina‘. Pero es difícil que me pase eso».

¿Y cuáles son esas canciones ajenas a las que recurre a menudo?
«Las que siempre te saben de una manera cuando las oyes».

¿Cuáles? (Ríe)
«Bueno, no sé. Hay muchas. Si te dijera, serían todas un poco antiguas, porque últimamente estoy un poco desconectado. Pero no, no te voy a decir».

Muchos se extrañaron de que no presentaran en directo ninguno de sus dos últimos discos. ¿Por qué tocar ahora?
«Porque era el momento. Llevábamos demasiado tiempo sin hacerlo. Tenemos un disco nuevo que está bastante adelantado, pero hemos decidido dejarlo a medias. Era una bobada empeñarse en terminarlo para actuar. Lo mejor era dejarlo así, hacer esta pequeña gira (hasta el 27 de octubre, casi todo agotado) y luego retomarlo».

¿Qué repertorio están tocando?
«Sobre todo, Material defectuoso y La ley innata, porque cuando éste salió estábamos en mitad de la última gira y no nos dio tiempo a presentarlo entero. También hemos vuelto a recuperar el gustillo de algunos temas antiguos, aunque habrá gente que nos pregunte por qué no tocamos ésta o la otra. No somos un grupo de grandes éxitos ni de números uno, como dicen los anglosajones. Y nos hartamos de cantar las mismas canciones. Hay que sentirlas cuando las tocas, porque si no eres como un tocadiscos».

2014_05-extremoduro-murcia-2012
Miguel, Cantera e Iñaki, en el concierto de Murcia. / CARLOS TORRES (FLICKR)

¿Qué puede contar de las nuevas canciones?
«Tengo mucho material nuevo. Todo lo que no hice en cinco años de sequía (habla del periodo 2003-2008) me ha salido últimamente. Estoy tan ilusionado como un niño. Me gustaría meterme en el estudio y grabar y grabar y grabar canciones. Pero hay que ir paso a paso».

¿Tiene pensado hacer algo fuera de Extremoduro?
«No, no. No, porque en Extremoduro cabe todo. Hombre, tampoco descarto hacer cosas por mi cuenta, pero es que no me hace falta. Si algún día llegara al local de ensayo y me dijeran los del grupo: ‘Hostia tío, qué feo es eso que has hecho…‘. Pero es que eso no pasa nunca».

¿Ve a menudo a sus compañeros?
«Me junto con ellos de vez en cuando, pero para trabajar estoy yo solo».

¿En qué cosas piensa últimamente? ¿Qué le ayuda a inspirarse?
«Cuando hago canciones, me dejo llevar y sale lo que sale. ¿Temas recurrentes? A veces en dos canciones uso palabras parecidas, pero estoy hablando de cosas totalmente diferentes. Dentro de una canción, las palabras pierden su significado. Y si hablo del sol, no es ese redondel amarillo que hay en el cielo para que haya vida, sino lo que a ti te sugiere. Muchas veces no sé lo que significan mis letras. Las oigo y las canto. Y las leo. Y, a lo mejor, después de un tiempo, digo ‘Coño, ahora sé de qué estaba hablando yo aquí‘».

«Ahora mismo estoy deseando encerrarme en el estudio con mi guitarra, descolgar el teléfono y ponerme a tocar»
(Robe, 2012)

Esta misma mañana se ha sabido que Esperanza Aguirre ha dimitido (la entrevista se realizó el lunes 17 de septiembre, entre las 17.15 y las 18 h.). ¿Le interesa ese tipo de noticias?
«Algo he visto en el Telediario, sí. Pero la política no me interesa mucho. Me atrae más la manera de pensar de la gente. Yo lo que intento es hacer pensar, pero sin comer el coco a nadie. Ahora parece que todos tenemos que hablar de política. A mí no me da la gana. Prefiero hacerlo de las cosas que tenemos dentro de la cabeza».

Pero hay decisiones, como la subida del IVA, que nos afectan como ciudadanos.
«¿Y qué pasa? ¿Que tendríamos que estar todos haciendo canciones sobre la crisis? Antes, a nadie le interesaba toda esta historia porque vivíamos mejor. Acaban de pasar unas elecciones y la gente tenía que haber hecho algo. Pero no sucedió nada. Cambió la izquierda por la derecha. Como si hubieran dejado votar a unos chimpancés. Pero prefiero no hablar de este tema, porque voy a acabar despotricando».

ext_hem_2012_09_27_entrevista-metropoli

Hablemos de algo más placentero. ¿Qué hace en su tiempo libre?
«Me cuesta mucho diferenciar el tiempo libre del trabajo. Por ejemplo, ahora mismo estoy deseando encerrarme en el estudio con mi guitarra, descolgar el teléfono y ponerme a tocar. ¿Y eso qué sería? Yo siempre digo que los músicos no estamos del todo de vacaciones ni del todo trabajando».

¿Qué piensa cuando escucha bandas más jóvenes que suenan a Extremoduro?
«Estoy orgulloso de que haya grupos que se parezcan a nosotros. Pero la música que no me sorprende no me gusta. Por eso escucho poquitas cosas. Las más raras».

¿Por qué no hicieron promoción con su último disco?
«Porque no nos apetecía. Eso de hablar de lo que te gusta y dar opiniones, a mí no me divierte. Como ya sé lo que voy a decir… Yo entiendo la música de otra manera. Cuando veo a los grupos que sacan disco y van a todos los programas de la televisión, ¿sabes lo que pienso? Que yo no trabajo en lo mismo que ellos. En 15 días les ves promocionándose en todos los sitios. Cojones, si ya nos hemos enterado de que tienes nuevo disco, no hace falta que lo repitas más».

Sí, parece que algunos grupos tienen más tablas en las entrevistas que sobre los escenarios.
«Sí, realmente, sí. (Ríe) Mi trabajo es hacer canciones. Después de eso, tocar en directo. Y luego, todo lo demás… ¿Qué te diría? ¿Que por qué he hecho esta entrevista? Tampoco me hacía mucha gracia, pero no encontré ninguna razón para negarme. Por eso la hice».

¿Hacía mucho que no hablaba con la prensa?
«Yo creo que sí hacía mucho, sí».

¿Y cómo ha ido?
«Bien, muy bien».


AL DE POCOS días, ya después de la actuación en el festival, se recoge una crónica en la web miusyk.com, junto a unas fotografías de Tom Hagen. También dejamos la entrada y el cartel del evento, además de un vídeo de la canción No me calientes que me hundo, grabado en directo.

electric-guitar-giveevig.png

VÍDEO DE ‘NO ME CALIENTES QUE ME HUNDO’ DE EXTREMODURO EN EL ‘EN VIVO’ 2012


ENTRADA Y CARTEL DEL ‘EN VIVO’ 2012

2012_09_29_cartel-envivo-2012-500x
Cartel definitivo del festival En Vivo 2012.
2012_09_29_cartel-envivo-2012-500x
Entrada y pulsera del festival En Vivo 2012.

CRÓNICA Y SET-LIST DE EXTREMODURO EN EL FESTIVAL EN VIVO 2012

16 de octubre de 2012. Escrito por Francisco Reina y publicado en miusyk.com

Resurgió su espíritu imperecedero

La expectación era máxima. Una de las bandas de rock más importantes, conocidas y adoradas del panorama nacional iba a actuar ante más de 50.000 personas en su gira de regreso tras varios años apartados de los escenarios. Robe Iniesta y sus Extremoduro deslumbraron al público del festival En Vivo 2012 con su rock transgresivo. Así se desenvolvieron:

Con el Auditorio Miguel Ríos lleno de gente, gradas incluidas en su mayor parte, El pájaro azul comenzó a sonar tras una gran ovación del respetable. Los líderes de masas en que se han convertido los miembros de Extremoduro hicieron su aparición. Dos pantallas laterales mostraban lo que sucedía sobre el escenario a quienes nos encontrábamos algo lejos (hubo quien aguantó más de una hora de plantón para ver la actuación desde las primeras filas), mientras que diversos paneles luminosos fueron amenizando la velada.

Durante la primera parte de las tres que compusieron el concierto, de unas dos horas y media de duración, pudimos escuchar temas como Ama, ama y ensancha el alma, Mi espíritu imperecedero o Si te vas, ambas incluidas en el último disco de estudio de la banda (Material defectuoso, 2011).

Con la gran La vereda de la puerta de atrás el público se vino arriba, dentro de lo pausado de lo que llevábamos de actuación. Precisamente la tranquilidad inherente de las canciones elegidas marcó el tiempo hasta el primero de los descansos: nada de rock duro, ni de gritos, escuchamos más poesía que crítica social. Esta parte la completaron otros grandes temas de los Extremo como Sucede o Ábreme el pecho y registra.

Tras una pausa de varios minutos en la que muy pocos optaron por abandonar su lugar frente al escenario, llegó el momento de repasar de la A a la Z el antepenúltimo disco de la formación. La ley innata cayó íntegra y en estricto orden de canciones: de Dulce introducción al caos hasta Coda flamenca, con los cuatro movimientos que se intercalan, del sueño a la realidad. Más de tres cuartos de hora de puro disco conceptual.

Poco que comentar a este respecto: quienes consideran que La ley innata es el mejor disco de Extremoduro, o de los mejores, vivieron su noche mágica. En cambio a otros asistentes, más proclives a pensar en los Extremoduro de los años 90, se les haría monótona esta retahíla de canciones entrelazadas.

Nuevo momento de música pinchada por un DJ mientras Extremoduro se preparaban para atacar la parte final de su desembarco en la comunidad de Madrid dentro de la gira ‘Robando perchas de hotel’, colofón al mismo tiempo del festival En Vivo 2012. Se trataría del apartado en que más temas inmortales de la banda sonarían, donde todos sin excepción corearíamos (¡50.000 almas a voz en grito, imaginad!) las canciones insignia de Iniesta y compañía.

Cabezabajo sirvió a modo de introducción para la alegre Bribriblibli. A continuación, y ante la ausencia del guitarrista, interpretaron una versión lenta de A fuego, track que abre Yo, minoría absoluta, el mejor disco de la banda para quien estas líneas escribe (sé que muchos os habréis echado las manos a la cabeza al leer esto, pero es lo que hay). Terminaron tocándolo con todo su poderío rockero, como se debe.

Material defectuoso volvió a la primera línea de batalla con su single, Tango suicida. A partir de ahí cerraron el concierto con tres temazos con mayúsculas. La grandiosa Puta (me encuentro a mi princesa hablando con la luna, echándose carreras pá ver quién es más…) fue el primero, y precedió a una de las baladas más bellas de la formación, Standby. Con el corazón en un puño y la lagrimita asomando ya en nuestros ojos le tocó el turno a la última canción que los cabezas de cartel nos ofrecerían aquella noche. ¿Jesucristo García? ¿Golfa? No, pero casi: Salir. Juro que nos dejamos la garganta como si no hubiese mañana.

Los reyes de la noche sin duda fueron Extremoduro, con permiso de Violadores del Verso en el apartado de rap. ¿Que les faltaron algunos temas conocidos por tocar, y otros fueron prescindibles? Pues sí. Pero son Extremoduro, y se les perdona todo. Fuimos abandonando poco a poco el recinto, deseando que aquello no fuese un adiós, sino un hasta luego, y con una sonrisa en la comisura de los labios. Noche mágica, para el recuerdo.

Este fue el listado de canciones completo que interpretaron Extremoduro en el En Vivo 2012:

1. El pájaro azul
2. Ama, ama y ensancha el alma
3. No me calientes que me hundo
4. Mi espíritu imperecedero
5. Si te vas…
6. La vereda de la puerta de atrás
7. Contra todos
8. Sucede
9. Ábreme el pecho y registra

Descanso

10. Dulce introducción al caos
11. Primer movimiento: El sueño
12. Segundo movimiento: Lo de fuera
13. Tercer movimiento: Lo de dentro
14. Cuarto movimiento: La realidad
15. Oda flamenca

Descanso

16. Cabezabajo
17. Bribriblibli
18. A fuego
19. Tango suicida
20. Puta
21. Standby
22. Salir


FOTOGRAFÍAS DE EXTREMODURO POR TOM HAGEN EN EL ‘EN VIVO’ 2012

2012-público-en-En-vivo-2012
En el concierto de Extremoduro. / TOM HAGEN
2012-Robe-en-En-vivo-2012
Robe en el festival En Vivo 2012. / TOM HAGEN
2012-público-en-En-vivo-2012
Robe e Iñaki. / TOM HAGEN

Más en los siguientes enlaces externos:
– Cartel cerrado de En Vivo 2012 (manerasdevivir.com) | Link
– Crónica del concierto y set-list (miusyk.com) | Link