Colección de material de Platero y Tú, Extremoduro, Flying Rebollos, Fitipaldis...

Platero y Tú publica su nuevo trabajo ‘Correos’

Traemos a continuación dos entrevistas muy interesantes con los Platero, y es que acaba de publicarse su octavo disco que lo han titulado Correos. La primera entrevista es de El País, y la segunda del diario Deia. Pero primero nos situaremos un poco en el tiempo:
Platero y Tú publica su nuevo trabajo CorreosHoy es 3 de octubre del 2000 y ayer salió a la venta Correos, el octavo disco de Platero y Tú. Este disco supondrá varios puntos de inflexión para la banda en distintos aspectos; para empezar Correos es el primer disco que se graba en La casa de Iñaki, un estudio-casa que Uoho, guitarrista de la banda, se ha montado en un baserri en la localidad de Muxika. Por otra parte y a pesar de que con sus discos anteriores 7 y A pelo ya han conseguido grandes ventas, Correos colocará a la banda en su momento más dulce en cuanto a ventas y conciertos se refiere, consiguiendo, así, las 50.000 copias vendidas en un mes, llenar 3 noches seguidas La Riviera de Madrid en febrero de 2001, y dos noches más en octubre de ese mismo año.
El tercer y último punto de inflexión que supondrá este disco es el más triste de todos, ya que esos dos bolos en Madrid del año que viene que mencionamos serán los últimos dos conciertos de la banda. A pesar de todas las buenas vibraciones en cuanto a disco y ventas, lo cierto es que Correos ha sido un disco difícil de parir, con una fractura interna tan seria que estuvo a punto de quedarse a medias y que se terminó casi por cabezonería. Detalles que se sabrán más adelante, cuando en el año 2002 se diga claramente que el parón de Platero es permanente.

En el periódico El País aparece una entrevista a la banda realizada por Igor Cubillo. Aquí va:

Fotografías del libreto Correos de Platero y Tú

– Algunas fotografías del libreto de Correos

“Los piratas copiarán a Alejandro Sanz y nos dejarán en paz”

Entrevista con Fito Cabrales, cantante de Platero y Tú. 3 de octubre de 2000.

Pese a las sucesivas revoluciones que ha protagonizado desde la década de los cincuenta, el rock and roll no ha llegado a fin de siglo con un gran peso específico en las listas de éxito. Y menos en España. Sin embargo, Platero y Tú sí ha logrado hacerse un amplio hueco en el mercado nacional, como acreditan los más de 70.000 ejemplares despachados de su penúltimo álbum, y los más de 90.000 del directo A pelo. Así, lograr su primer disco de platino (100.000 soportes vendidos) tampoco sería una meta desmedida para Correos (Dro), el octavo elepé que el cuarteto vizcaíno publica desde 1991. El disco se empezó a grabar el pasado febrero, pero fue ayer cuando llegó a las tiendas, bien surtido de lo que mejor saben hacer: rock and roll en castellano, directo y desenfadado.

¿Por qué ha tardado tanto en salir Correos?
“Grabar un disco lleva su tiempo. Cuando te las haces y te las pagas tú, las producciones duran muy poco porque no tienes más dinero, pero las producciones de rock and roll también duran un año. Además, este era un momento idóneo para sacarlo, porque tenemos la ventaja de que ha salido el de Alejandro Sanz; entonces, todos los piratas van a copiar a Alejandro Sanz y a nosotros nos van a dejar en paz. Esa explicación nos la dio la propia discográfica, aunque a mí no me importa que la gente se grabe los discos para escucharlos (eso es hasta bueno), sino que los grabe para venderlos”.

Muchos les echarán en cara que su propuesta no ha evolucionado en exceso.
“Ya, pero yo siempre he dicho que con un huevo, una sartén y aceite haces una tortilla, un huevo frito o huevos revueltos, pero una paella no vas a sacar de ahí” -interviene el bajista, Juantxu Olano-.

Sus letras nunca han evocado alguna protesta. ¿Viven en un mundo casi ideal?
“No, lo que pasa es que me gusta que haya un poco de equilibrio, no me gusta estar siempre llorando. No me gusta ser muy pesimista ni muy alegre, porque tampoco puedes ser así, caes mal a la gente”.

¿Tras ocho discos, componer, ensayar, grabar, atender la promoción y tocar se ha convertido en una rutina?
“No. Hacer promoción sí puede ser rutinario, pero sabes que todo va junto. ¿Te gusta tocar la guitarra? Sí. ¿Te gusta cambiar las cuerdas? No. Pero una cosa va con la otra. ¿Te gusta grabar discos y tocar en directo? Sí. Entonces tienes que hacer promoción, porque quieres que tu disco llegue a la gente”.

2000-fito-viñarock¿Es descabellado pensar que llegarán al disco de oro?
“No. ¿Por qué iba a serlo? Antes todo parecía descabellado, pero ahora no seríamos los primeros. Y si vendes 100.000 copias tampoco tienes que sentirte mal por ello, todo lo contrario. Eso no es un premio como el Goya, que te lo dan si te apellidas o no te apellidas de una forma… Además, no pienso que hayamos tocado techo, pero nos conformamos con vender la cantidad que nos permita hacer una gira. Lo bueno que tiene vender muchos discos, aparte de que ganas más dinero, es que puedes ir a las ciudades sabiendo que vas a tener cierto éxito”.

Son sus propios representantes, diseñadores, productores, y graban en el estudio del guitarrista. ¿Es la autogestión su gran objetivo?
“No, todo ha sido por exigencias del guión. Hay gente muy buena, pero nosotros siempre tropezamos con los subnormales. Tenemos imán. Encargas algo a alguien y te lo hace mal y tarde. Si te dejas producir un disco, te lo destrozan. Si le dejas hacer el libreto a alguien, la cosa más idiota, lo hace mal. Si le dejas hacer una portada, nunca sale como a tí te gusta… Pero no nos gustaría hacer nuestro propio sello, ni nada de eso. Ya sería la hostia, haríamos de todo”.

¿Cómo interfieren los Fitipaldis, su banda paralela, y Extremoduro, donde toca el guitarrista Iñaki Uoho, en la carrera de Platero y Tú?
“Hombre, hay cosas malas para el grupo. O sea, todo el tiempo que le dedico a Fitipaldis, de no existir éstos sería para Platero, por ejemplo. Pero también te abre la mente y todo lo que sea relacionarse con el mundo musical es bueno para las bandas”.

¿Por qué hay tan pocas bandas de rock and roll?
“Hay un poco de todo. Entre otras cosas porque no hay gaztetxes.¿Dónde van a tocar los chavales? No hay circuito. O porque hay una crisis de músicos de rock and roll y ya está. A lo mejor hay más ideas en otros estilos”.

* * * *

El diario bizkaitarra Deia publica por su parte un artículo de Andrés Portero sobre la salida del octavo disco de los Platero. Ahí va:

2000-platero-promo

– Los Platero en una foto promocional de Correos (2000) –

El grupo bilbaíno Platero Y Tú edita su octavo disco

Andrés Portero. Deia, 3 de octubre de 2000.

BILBAO. No se han separado, no. El cuarteto bilbaíno Platero y Tú puso ayer a la venta ‘Correos’ (DRO), el octavo disco de una carrera fiel al rock, el boggie y el blues, que se ha visto paralizada durante más de 3 años por las aventuras paralelas de sus miembros con Extremoduro y Fitipaldis.
“No sabemos hacer otra cosa y que quede claro que, a veces, lo simple es difícil” asegura la banda que apostilla que “si sigue molestando a los padres, eso es rock ´n roll”.
Tres años han pasado desde la publicación de 7, el anterior disco de estos cuatro calaveras del Botxo. Una ausencia mediatizada por los trabajos paralelos de la banda, de Iñaki Antón con Extremoduro y de Fito, voz y guitarras, con Fitipaldis. “Teníamos escasez de canciones que nos convencieran, quizás por exceso de compromisos”, señala Fito a DEIA. “Y no había prisas tampoco. Siempre hemos tenido cagalera de canciones, pero ahora no han surgido”, dice Iñaki, que reconoce que existía entre los fans el temor de la disolución del grupo. “Sí, la mayoría creían que lo habíamos dejado, es lógico” reconocen.

“Las aventuras paralelas pueden ser un arma de doble filo: o te descargan de inquietudes o te lían excesivamente. Es que Extremoduro creció mucho…” asegura Iñaki, que ha grabado Correos en un estudio que se ha montado en su nueva casa, en Urdaibai, cerca de Gernika. “Yo, como rockero, no buscaba el campo, sino una casa con local de ensayo bueno y que no molestara a los vecinos. Y me he tenido que alejar 30 kilómetros de Bilbao”, señala con buen humor Iñaki, productor del álbum. “Tiene el mismo nivel que cualquier estudio de Madrid o Londres. Nos ha permitido parar, repetir, cocernos… Eso es un lujo” apostilla el guitarrista.

Recorte de la noticia de Platero en el DeiaCorreos es un disco muy Platero, fiel a su estilo primitivo y sencillo de enfocar el rock, el boogie y el blues. “Aunque quisiéramos hacerlo de otra forma, no saldría. A los torpes nos cuesta hacer cosas sencillas”, dice Iñaki con modestia antes de soltar la puya: “Nosotros respetamos las crisis de personalidad de todo el mundo, de los que cambian cada dos meses”, señala con ironía. Vamos, que los fans saben lo que van a encontrar. “Sí, como AC/DC, Ramones… no engañan”, dicen.

“Los primeros críticos somos nosotros”, señala Fito, que reconoce que Correos tiene algunas de las guitarras más duras de la carrera de la banda. “Sí, hay más protagonismo de guitarras. En 7 había más cajas y baterías. Aquí hemos querido tirarnos al barro, que sea duro de oir y moleste a tu padre”, señala Iñaki, para quien “el rock es eso, poner un disco y que tu padre te eche la bronca; a mí todavía me ha pasado recientemente con el mío cuando vino a casa, por eso sé que el disco está bien. Me dijo si nos pagaban por cantar o por callarnos”.
Robe de Extremoduro, Batiz, Edorta Arostegi… colaboran en Correos, un disco de textos “menos festivo”. La banda hace balance. “A nivel personal, ¿qué más se puede pedir?”, dice Fito.

* * * *